sábado, 23 de junio de 2012

Cuando finalmente nos juntamos


Regalo de Berlies en la Navidad del 2003

Además de recibir esas cartas tan esperadas, lo mejor de todo es cuando finalmente nos vemos cara a cara. Para mi, es la emoción más linda que podemos tener en todo este trayecto. Y yo me siento bendecida, pues he tenido la suerte de conocer a 3 de mis amigas. A Inmaculada, una historia que ya conocen, a Berlies mi amiga boricua y a Rosa mi amiga cubana.

La primera a la que conocí fue a la puertorriqueña, en el año 2000 en Santo Domingo, su primera visita a la República Dominicana. Casi puedo recordarlo como si hiciera sólo unos cuantos meses, se vino a disfrutar de las playas de mi querida tierra junto a gran parte de su familia y yo traté de ser su guía turística por unas horas, cosa que me encanta.

A partir de ahí nos hemos visto con bastante frecuencia, ambas hemos participado de nuestras respectivas bodas, hemos pasado navidad juntas y he estado presente en uno de los cumpleaños de su primer hijo. Actualmente nos enviamos e-mails de vez en cuando, nos llamamos para coordinar alguna visita y nos tenemos muy pendiente 

Yo en partícular amo a toda su familia, sin duda este pasatiempo me ha regalado muy buenos amigos, amistades que se durarán para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...